Ir al contenido principal

El Divorciado - Amigos

Las semanas posteriores al divorcio son duras. 
Hay que aceptar la nueva situación personal, una realidad que nada tiene que ver con lo que uno está acostumbrado. La rutina a la que estábamos acostumbrados desaparece. Ya no existe la rutina, cada día salen cosas nuevas que hay que afrontar.
Comparo el presente con el pasado. Antes siempre estaba acompañado, podía compartir dudas, emociones, enojos, ahora lo comparte con la soledad.
no se da cuenta que ya no forma parte de un equipo, ahora toma sus propias decisiones, sin consultar! Caramba, esto es positivo. 
La costumbre implicaba consultar todo, la vida en pareja lo lleva implícito.

Muchas veces tengo la sensación de no ser yo, de estar actuando en una película,
Mi nueva realidad no parece mía.
Debería conocer a chicas?
Supongo que sí, es lo que hacen los solteros y separados no?
Vuelvo a estar en el mercado?! Sí! Estoy disponible.
Quizá el divorcio tenga algo bueno?
No nos precipitemos.

En teoría estoy en el mercado pero a la práctica ya no sé como funciona este mercado.
Ya no tengo ni veinte ni cuarenta años. Tengo 45!
Y de momento sin la depresión de los cuarenta.
Las canas y las entradas ya no se pueden disimular, la madurez salta a la vista.
Cómo me defino? Un maduro interesante? Un atleta con experiencia?
Estoy más o menos en forma pero no sería correcto definirme como un atleta, de hecho sería una gran exageración. Vamos a dejarlo en maduro interesante.

Estoy en el mercado, pero como funciona el mercado hoy en día?
Esto me preocupa: como se liga en estos tiempos? Estoy totalmente desentrenado, siendo sincero estoy más que oxidado, como voy a conocer a una chica?
Todos hablan de las redes sociales pero no tengo ni idea qué redes debería usar y como.
Necesito Formación!
La solución son los amigos. Mi salvación son los amigos.


El Divorciado - Amigos

Tengo que hablar con amigos solteros y separados. Ese es el camino.

Quedo con José Ángel, un amigo del instituto con el que íbamos de fiesta en nuestros tiempos mozos. Habíamos roto algún que otro corazón. Sí? Habíamos roto muchos corazones? Pensándolo bien creo que el corazón nos lo partían a nosotros...
Bueno ese no es el tema de hoy.

José Ángel lleva 2 años separado.
Será de gran ayuda para entender como se liga hoy en día.
Hemos quedado para tomar un café y ponernos al día.
La verdad es que han pasado los años, lo veo envejecido. Ha engordado algunos quilos des de la última vez que nos vimos y ha disminuido en pelo. Serán los efectos del divorcio? 
A algunos los años nos sientan mejor que a otros. o quizá es que uno mismo no se da cuenta del paso del tiempo.
José Angel me saca de dudas "Te veo mayor Michael"
Sigue siendo el de siempre, directo y sincero. A veces tanta sinceridad no es buena...
Yo le explico las últimas novedades y cambios en mi vida, que me he hecho socio del club de los divorciados y que me gustaría que me diera unas instrucciones para esta nueva etapa de mi vida . Un consejo de mi amigo que lleva dos años separado es lo que necesito.

"En 2 años no me he comido una rosca" se sincera José Angel.
La siguiente hora es un monologo de mi amigo enumerando las maravillas de su ex, detallando el desastre del divorcio, los problemas domésticos y la falta de vida social.
Las conclusiones son devastadoras, él sigue recordando a la ex, no le apetece salir a conocer otras chicas y lo de las redes sociales no lo practica.
Esto no va bien.  En vez de animarme me estoy deprimiendo.

Creo que no voy a sacar un manual de instrucciones del divorciado de mi amigo.
Tengo que pensar en un plan B

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Divorciado

Tenemos que hablar!
Es la frase que precede a una bronca de la pareja o a un problema conyugal. Normalmente son tonterías, memeces, aguantar el chaparrón y luego ya vendrá el buen tiempo y con suerte la reconciliación.


Pero en esta ocasión fue la frase que precedió a la Separación
De hecho la frase precedió directamente al Divorcio!!
Para que vamos a entretenernos en periodos transitorios, vamos al divorcio directamente.
En unas semanas pusimos fin a 20 años de matrimonio.

Sólo puedo hablar bien de mi ex, fue una santa que me aguantó 20 años.
Ni yo mismo me aguanto tanto tiempo.

A partir de ese momento empiezan las aventuras de El Divorciado.
Quien me iba a decir a mi que todo se complicaría tanto...

Siguiente capítulo